El cuadro «santo» prosigue con normalidad sus entrenamientos a la espera que el certamen Clausura se reinicie, si fuese así, su próximo rival sería Real Potosí el domingo 10 de noviembre en la Villa Imperial. En esta semana no se registran jugadores lesionados, quienes tenían molestias en la semana pasada fueron recuperándose gradualmente, alivio para el entrenador “santo” Miguel Ponce.

La jornada estuvo llena de mucha alegría pues algunos de los trabajos sirvieron para que los futbolistas hagan competencia entre ellos con jugadas de balón en movimiento y remates de media distancia.

Desde que se paralizó el campeonato (fecha 17, 24 de octubre), el equipo de San José no descuidó sus entrenamientos, los estuvo realizando a diario en la cancha principal del complejo “Húngaros del 55”, incluso en más de una oportunidad los jugadores tuvieron que esquivar los bloqueos para llegar al lugar de entrenamiento, todo eso con la esperanza de estar en condiciones para el siguiente partido, que poco a poco se fueron suspendiendo, hasta ahora ya son cinco los cotejos postergados.

En la fecha 17 debían recibir a Sport Boys, luego en la 18 el 28 de octubre estaba programado jugar contra Royal Pari en Santa Cruz, el 31 de ese mes por la fecha 19 debían recibir a Oriente Petrolero, luego por la fecha 20 el domingo 3 de noviembre debían visitar a Wilstermann, y el miércoles 6 se tenía programado el partido contra Bolívar en Oruro por la fecha 21, todos esos partidos fueron postergados por los problemas sociales que se vive el país.

Dirigentes de los clubes de la División Profesional, expresaron su preocupación por las suspensiones, es probable que en estos días se reúnan y tomen algunas determinaciones. Como están las cosas el torneo Clausura podría terminar incluso después de la Navidad.