El decano del fútbol boliviano, Oruro Royal Club en esta temporada jugará la Copa “Simón Bolívar”, motivo por el cual los directivos se plantearon formar un equipo competitivo para tratar de a ascender al fútbol profesional, si bien por la cuarentena el plantel no está entrenando, se aguarda la solución de los problemas para concentrar nuevamente al equipo.

Por el momento los entrenamientos estan suspendidos por el coronavirus


La clasificación de Oruro Royal a la Copa “Simón Bolívar” fue sorpresiva, pero bien recibida por los directivos, toda vez que para esta gestión se hicieron algunas modificaciones en el torneo nacional, y se abrió la posibilidad de que cada departamento pueda inscribir a cuatro equipos en este campeonato, a los tres primeros de la categoría Primera “A” y el campeón provincial.
En consecuencia, al terminar la gestión 2019 en el tercer puesto del torneo local que controla la Asociación de Fútbol Oruro (AFO) con 41 unidades, la representación royalista se adjudicó del tercer cupo al torneo nacional.
“La verdad para nosotros ha sido una sorpresa todo eso y realmente los directivos nos hemos puesto la mano al pecho y creemos que es hora que el Oruro Royal por la situación que está pasando nuestro querido San José, sería bueno que el Oruro Royal pueda subir a la División Profesional del fútbol boliviano, y ese es el objetivo” afirmó el asesor legal del club, Álvaro Arellano.

El objetivo de los royalistas es subir al profesionalismo


Si bien señaló que el actual directorio está por cumplir con su mandato, manifestó que todos los socios y actuales directivos están comprometidos a seguir coadyuvando con el equipo, ya que son conscientes que es una gran responsabilidad ser parte de un torneo nacional.
Recordó que la pasada gestión el plantel cumplió una buena campaña en el certamen local, donde intentaron pelear por el título, pero por cuestiones del fútbol no pudieron terminar en el segundo lugar, pese a esto, manifestó que demostraron un buen nivel de juego.