El director administrativo del Borussia Dortmund, Hans-Joachim Watzke, advirtió que la Bundesliga podría hundirse económicamente y no volvería a ser como antes si no se reanuda la temporada y no se puede jugar en los próximos meses.


«Si no jugamos en los próximos meses la Bundesliga se hundirá, no existirá más en la forma como la conocemos», dijo Watzke en declaraciones al canal de pago Sky.
Actualmente la Bundesliga está interrumpida, a falta de nueve jornadas, sin que se haya fijado una fecha para que se reinicie aunque se ha barajado la posibilidad del 9 de mayo.
En todo caso, parece claro que, si se puede concluir la temporada, esto ocurrirá con partidos a puerta cerrada, para lo cual la Liga Alemana de Fútbol (DFL) ha presentado un plan con una serie de medidas preventivas desde el punto de vista sanitario.
Sky, que tiene los derechos de la mayoría de los partidos, ha acordado con la DFL el pago adelantado del último tramo para proporcionar liquidez a los clubes, reservándose la posibilidad de reclamar la devolución del dinero si la temporada no se reanuda. El dinero que está en juego para los clubes alemanes asciende a los 300 millones de euros.


Watzke dijo que puede entender que grupos de aficionados estén en contra de partidos a puerta cerrada, pero agregó que lo que ahora está en juego es «la salvación del fútbol».
«Naturalmente entiendo que muchos aficionados digan que faltaría la atmósfera en los estadios. Pero lo que está en juego es la salvación del fútbol», dijo.
El expresidente del Bayern Múnich Uli Hoeness también dijo en declaraciones a la revista «Kicker» que los partidos a puerta cerrada son indispensables para la Bundesliga en la situación actual.
«En principio los partidos a puerta cerrada me parecen cuestionables pero en vista de la situación financiera de algunos clubes son vitalmente necesarios y no hay alternativa a ellos», dijo Hoeness.