De manera sorpresiva Silvio Fontana decidió dar un paso al costado en su intención de administrar al club San José a través de un gerenciamiento por un plazo de 12 años, el empresario de jugadores aduce esta decisión a que los dirigentes y jugadores del cuadro orureño ya tienen todo preparado para firmar el convenio con la empresa EB Football Agency y que en su caso no podría solucionar los adeudos económicos de forma inmediata.

Silvio Fontana agente de futbolistas


“Querida hinchada de San José y gente de Oruro debido a los últimos acontecimientos que está actual directiva y jugadores acordaron por aceptar a este nuevo emprendedor, y como nuestro interés es que San José salga adelante como club por su gente y por esa gran institución, es que entendiendo la posición de algunos jugadores los cuales no creen en proyectos ni promesas y porque mi empresa se ve imposibilitada de pagar sumas adelantadas sin las garantías exigidas ,es por ese motivo que nos tomaremos un compás de espera”, señala parte del comunicado emitido por Fontana en su cuenta de Facebook.

San José necesita salir pronto de la crisis en la que se encuentra


Argumentó que tanto el como los empresarios inversores se encuentran fuera del país y por ello ven inviable alguna solución inmediata al problema económico en San José, agradeció el apoyo que recibió en su momento y señaló que, si en el futuro la institución lo requiere, él volverá con la propuesta de gerenciamiento.
Agregó para que el club salga adelante se necesita ampliar la masa societaria y de esa forma ser una entidad autosustentable sin depender de terceros, alternativa planteada recientemente por un grupo de hinchas que presentaron un proyecto para ese fin. Además, señaló que sigue en pie su oferta de conseguir un sponsor en favor del cuadro de la “V” azulada.


La declinación de la propuesta de Fontana para gerenciar la institución de la “V” azul, dejo sorprendidos a los hinchas, algunos arguyendo que solo se trataba de promesas sin fundamento e intereses oscuros por parte del empresario y los más culpando a la actual dirigencia a quienes tildaron de emprender una guerra sucia en contra de Fontana para que este de un paso al costado.
Lo llamativo es que el alejamiento de Fontana se da cuando la masa societaria analiza la actualización de los estatutos del club para que se pueda viabilizar el tema de gerenciamiento, además de adelantar que se cumplirá unas nuevas elecciones ante el desconocimiento de Huascar Antezana como presidente, aspecto que era exigido por Silvio Fontana para su ingreso a la institución.
Cuando Fontana presentó su interés de hacerse cargo del club, tuvo una muy buena aceptación de parte de la fanaticada, pero luego ello se fue opacando por algunos aspectos esenciales, como el caso de tener una “guerra” personal con el asesor legal del club Víctor Hugo Pérez, afirmar que una vez que ingrese al club dejaría sin efecto la vinculación con algunos futbolistas, el caso de Cesar Mena, y aseverar que tiene el intereses de llevar al profesionalismo al club Sur-Car.