La dirigencia del club San José oficializó el acuerdo arribado con los jugadores sobre la rebaja salarial de los meses de marzo abril y mayo, esto debido a la falta de ingresos que sufren los clubes debido a la suspensión del fútbol por el Covid-19, así mismo se mencionó que se cancelará el sueldo de febrero con el dinero que llegará en próximas horas por parte de la empresa inversora interesada en gerenciar al club.

Huáscar Antezana asegura que hay un acuerdo con los futbolistas


El presidente de San José, Huáscar Antezana, habló con LA PATRIA, y confirmó que ayer se concluyó con las negociaciones con el primer plantel para realizar una reducción salarial en el marco de la emergencia sanitaria por el coronavirus que impidió que las actividades deportivas se realicen con normalidad.
El titular “santo” indicó que el acuerdo está en base a los parámetros de la propuesta emanada por la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) y los clubes profesionales, vale decir, un 50% del mes de marzo, además de un 25% de abril y mayo.
Antezana señaló que el salario de marzo será cubierto con el monto de 50 mil dólares que llegará de parte del programa “Evolución” de la Conmebol, mismo que por algunas dificultades en la presentación de requisitos ante la FBF aún no fue depositado de forma directa a los jugadores.


En cuanto al salario de abril y mayo, el presidente mencionó que aún no se han fijado fechas para proceder con el pago y que ello será anunciado una vez que se coordine con los jugadores. Consultado sobre qué pasará con el salario de febrero, el dirigente explicó que dichos montos serán honrados con el dinero que llegue de parte de la empresa inversora EB Football Agency, que será de 107 mil dólares, mismos que según el titular ya están en las entidades bancarias y que solo falta algunos trámites para transferir los montos de forma directa a las cuentas de los futbolistas, con ello el tema salarial ya estaría casi subsanado y quedarían pendientes los adeudos de septiembre a diciembre que se tiene con algunos jugadores.

Finalmente los jugadores podrán cobrar sus sueldos