El titular del Servicio Departamental de Deportes (Sedede) Waldo Quinteros, señaló que este periodo de cuarentena que se vivió en Oruro, donde no se tuvo ninguna actividad deportiva, fue aprovechada por esta dependencia para hacer trabajos de mantenimiento y mejoras en los espacios que son administrados por el gobierno departamental, principalmente el complejo “Jesber”.

Indicó que una de las dificultades principales que se tenía, era en la cancha “C” que por el uso y el paso del tiempo se encontraba en malas condiciones, Quinteros afirmó que este escenario fue mejorado y gracias a la labor del personal se lo pudo colocar en condiciones óptimas de modo que una vez que se retorne a la actividad deportiva no se tenga problemas con esta cancha.

Indicó que del mismo modo se cumplió el trabajo habitual de mantenimiento en el estadio “Jesús Bermúdez Tórrez”, aunque de momento no se habló de los trabajos a largo plazo que se requieren en ese escenario deportivo.

La autoridad señaló que en el caso de implementar los protocolos de bioseguridad que ya fueron emitidos por la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) para albergar los partidos del torneo profesional del fútbol, se está a la espera de la respuesta oficial por parte de las autoridades, tanto del Gobierno como del ente federado para acatar normas y protocolos además de las adecuaciones que sean necesarias.

El césped del estadio «Jesús Bermúdez» esta en perfectas condiciones