El deceso de Elías Escobar conocido como “caimán” (kinesiólogo de San José), caló hondo en el sentimiento de la hinchada de la “V” azul, pero las dificultades para la familia siguen vigentes ya que según se supo se debe algo más de 23 mil bolivianos a la clínica donde fue atendido, por tal razón las campañas de recaudación de fondos siguen vigentes para colaborar con esta situación.

Elías Escobar

En torno a este tema también hubo contradicciones de la dirigencia y la parte que se opone a esta gestión, algunos afirmando que brindaron algunos montos para coadyuvar con este tema y los otros afirmando que no se puso ni un peso.

Otro aspecto que preocupa a la familia de Escobar, son las especulaciones que se generaron en La Paz, indicando que “caimán” hubiese fallecido por falta de oxígeno. Personeros de la clínica donde estuvo internado y los mismos familiares aseguraron que eso es falso y que el deceso se produjo debido a que su organismo no pudo resistir al coronavirus a pesar que estuvo intubado y se le suministró plasma hiperinmune.