El cuerpo técnico del equipo de San José, va exigiendo al máximo a los jugadores en cada entrenamiento. Existe mucho compromiso de parte de los futbolistas cumpliendo a cabalidad todas las sesiones que sin duda son exigentes en estos días.

Luego de varias semanas sin entrenar debido al paro por el reclamo de los sueldos devengados, esta semana la labor en el “campamento santo” es un poco más laborioso que las demás, lo que se pretende es recuperar el estado físico de los jugadores de manera que puedan estar en condiciones para encarar la seguidilla de partidos por el torneo Clausura de la División Profesional.

San José luego de jugar este domingo frente a Destroyers en Oruro desde las 15:00 horas, sostendrá tres partidos seguidos de visita, en Santa Cruz frente a Blooming el sábado 21 de septiembre (19:30), contra Guabirá en Montero el jueves 26 de septiembre (15:00) y frente a Aurora el domingo 29 de septiembre en Cochabamba (17:15). Recién el domingo 6 de octubre en la fecha 15, volverá a jugar de local ante The Strongest.

Antes del inicio de la práctica habitual, algunos jugadores juveniles y otros que no son tomados en cuenta en el equipo titular, aprovechan el tiempo y los conocimientos del preparador físico Leonardo Villegas para potenciarse en la parte física, la idea es estar en condiciones óptimas para cuando el técnico Miguel Ponce decida utilizarlos.

La recompensa, al final del entrenamiento, es un momento de esparcimiento junto a un delicioso asado.