La Liga de Campeones (Champions League) alzó el telón con la derrota del vigente campeón, el Liverpool, en la “caldera” de San Paolo de Nápoles (2-0). En esta primera jornada, el Barcelona empató en su visita al Borussia Dortmund (0-0) y con algunos otros resultados interesantes en los ocho que se disputaron este martes.

Napoli derrotó al Liverpool 2-0

La defensa de la corona del Liverpool comenzó de la peor manera posible, cayendo derrotado ante el Nápoles en los últimos minutos de un duelo trepidante. El tanto de penal de Dries Mertens, tras una acción de José Callejón, en el minuto 82 fue la única manera de derribar el muro en la portería de Adrián San Miguel que dejó la parada de la jornada, volando y reaccionando en el aire un remate arriba. Fernando Llorente ponía el broche en el añadido reivindicando la seriedad del conjunto italiano. El primer líder del Grupo E, del que son favoritos Nápoles y Liverpool, es el Salzburgo que se dio un baño de goles endosando 6-2 al Genk. Erling Braut Haaland firmó un triplete en la primera parte en un recital de pegada y fútbol directo.

Dortmund y Barcelona empataron 0-0


El nuevo intento del Barcelona hacia su gran reto, ser campeón de Europa, no comenzó con buen pie. Fue salvado por Ter Stegen, en pie ante las continuas llegadas del eléctrico Borussia Dortmund. Detuvo un penal a su amigo Reus a los 57 minutos y dejó un recital de seguridad. Cuando no llegó le salvó la madera.
Mantuvo Ernesto Valverde su apuesta por Ansu Fati, que a sus 16 años se convirtió en el jugador más joven en debutar con el Barcelona en Liga de Campeones. No pudo brillar y el testigo lo tomó Leo Messi, reapareciendo 44 días después, alejado de su mejor imagen y condicionado por la falta de ritmo.