El cuadro de San José tenía previsto reanudar sus entrenamientos la tarde de este martes 1 de octubre en el complejo “Húngaros del 55”, pero debido a que la dirigencia les debe cuatro meses de sueldo a los jugadores, los entrenamientos fueron suspendidos para el miércoles en horas de la mañana, siempre y cuando se llegue a una solución en el tema económico.

Según se pudo conocer, los jugadores mantienen tratativas con la dirigencia para que se pueda regularizar el tema de salarios, pero que hasta la tarde de este martes, no hubo solución y por ello los jugadores decidieron dejar sin efecto los entrenamientos.

La dirigencia del cuadro de la “V” azulada se encuentra fuera de la ciudad en busca de los recursos necesarios para cancelar parte de la deuda con los futbolistas y que se retorne a las practicas ya que por delante se tiene un partido de suma importancia este domingo cuando el “santo” se enfrente a The Strongest en el estadio “Jesús Bermúdez” de Oruro.