Sin Neymar, quien abandonó la cancha con problemas musculares minutos después del arranque, la selección brasileña no pasó este domingo de un “agrio” empate (1-1) en un amistoso contra Nigeria y acumula cuatro encuentros sin ganar.
Con molestias desde el calentamiento, Neymar pidió el cambio en el minuto 11 tras sentir dolor en la parte posterior del muslo izquierdo y, tras ser atendido por el médico de la selección brasileña, abandonó el terreno de juego del Estadio Nacional de Singapur y fue relevado por Philippe Coutinho.
La Canarinha, lastrada por la ausencia de su gran estrella, fue un equipo gris y Nigeria se adelantó en el marcador en el minuto 34 con una jugada por la derecha. El extremo Simon firmó un buen pase a Aribo, que tuvo tiempo de controlar el balón y chutar con fuerza para batir a Ederson.

Brasil reaccionó a tiempo para recatar un empate

Brasil regresó de los vestuarios con una actitud más decidida en busca de la portería contraria y no tardó en equilibrar la balanza. Lo consiguió con un gol de Casemiro en el minuto 47.
En los últimos minutos del duelo, Brasil jugó con más ritmo y Nigeria retrocedió y cerró su defensa para mantener el resultado. Y lo consiguió.

Neymar solo estuvo en la cancha 11 minutos, salió lesionado