La Federación Boliviana de Fútbol (FBF), a través del personal jurídico contable contratado, detectó que en las gestiones de los expresidentes Marco Ortega, Rolando López, Marco Peredo y Carlos Ribera, comprendidas en el período 2015-2018, hay 24 millones de bolivianos que están sin descargos y pide a estos dirigentes dar a conocer el destino de ese monto hasta el 21 de octubre, caso contrario amenaza con iniciar acciones legales.
El anuncio fue emitido por Federico Villegas (Villegas Rummarsk) y Fabián Gonzales (Auditores Gonzales y Asociados), en representación de la FBF. Anunciaron también que ya se les entregó cartas notariadas.

Durante el anuncio de los representantes de la Federación Boliviana de Fútbol

Sobre la gestión del fallecido Carlos Chávez, informaron que el proceso continúa, debido a que los documentos están secuestrados en Sucre por disposición del Ministerio Público. Se tratará de cobrar ese dinero, ya sea a través de las personas que trabajaron con el dirigente.
Los otros acusados por la Federación: Ortega, Antelo y Ribera todavía no se pronunciaron sobre este tema.