El estadio brasileño Maracaná, en Río de Janeiro, será la sede de la final única de la Copa Libertadores de 2020, mientras que el “Mario Kempes” de la ciudad argentina de Córdoba acogerá la final de la Copa Sudamérica 2020, anunció este jueves la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).
La entidad añadió que la final de la Libertadores será el 21 de noviembre y la de la Copa Sudamericana el 7 de noviembre del próximo año.
La decisión del Consejo de la Conmebol dejó fuera a otras seis candidatas que aspiraban a ser sede de los dos máximos acontecimientos futbolísticos del continente.


Brasil presentaba para la Libertadores, además de Maracaná, el estadio Mineirão, en Belo Horizonte; Arena do Gremio, en Porto Alegre; Estadio Beira-Rio, también en Porto Alegre, y Estadio do Morumbi y Arena Corinthians, ambos en Sao Paulo.
Argentina competía a la Libertadores con el estadio “Mario Kempes”, y Perú con el Estadio Nacional de Lima.
En el caso de la Copa Sudamericana, las ciudades que pasaron a la última fase fueron la premiada Córdoba y La Plata, con el estadio Único, y Brasilia, con el estadio “Mané Garrincha”, en Brasil.
El próximo año será el segundo que la Conmebol elige dos ciudades para las finales únicas de cada una de sus Copas.


La final única de la Copa Libertadores 2019 se disputará en el estadio Nacional de Santiago de Chile el próximo 23 de noviembre.
La sede elegida para la final única de la Copa Sudamericana de este año fue Lima, pero la Conmebol después la cambió por Asunción (Paraguay), donde se medirán el próximo 9 de noviembre el Independiente del Valle ecuatoriano y el Colón argentino.
Será en el estadio “General Pablo Rojas”, conocido también como ‘La Nueva Olla’, del club Cerro Porteño.