El director técnico del cuadro de San José, Miguel Ponce, la mañana de este jueves, señaló que el encuentro con Royal Pari será muy complicado ya que es un plantel que de la mano de Francisco Maturana tiene un nuevo matiz de fútbol, además que como San José se tiene una deuda pendiente ya que en el oriente aún no se pudo sumar de a tres, salvo el cotejo con Sport Boys donde se pudo empatar.

El plantel orureño a pesar de los problemas sociales que se vive en la ciudad, realiza su trabajo de preparación con normalidad en la cancha principal del Complejo “Húngaros del 55”. La idea es aprovechar estos días para llegar en condiciones al partido frente a Royal Pari, programado para este lunes 28 de octubre, por la décima octava fecha del torneo Clausura de la División Profesional.

A pesar del buen ánimo en el interior del equipo, es notoria a preocupación, debido a que existe la posibilidad de que esta fecha 18 también pueda suspenderse, y ello sin duda generaría cierta desestabilidad en el ritmo futbolístico.