Los siete partidos de la décima novena fecha del torneo Clausura fue postergada por los problemas sociales que atraviesa el país. Los cotejos debían jugarse entre miércoles y jueves, e incluso se puso en duda el desarrollo de la fecha 20, mismo que está programado para el fin de semana venidero.

El ambiente de tensión se agudiza y la dirigencia de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) determinó suspender los compromisos por tercera vez en lo que va de este campeonato.
«Se va a suspender la fecha del miércoles y del jueves, no hay la seguridad para que los clubes pueden trasladarse ni para el público. Es lamentable la situación que estamos viviendo, esperemos que aparezca una solución y que la próxima fecha del fin de semana se puede realizar, caso contrario estaríamos en problemas», declaró Robert Blanco, vicepresidente de la entidad federativa.


El fútbol profesional boliviano está detenido desde la décima séptima, después de las elecciones generales. El conflicto social aumentó dejando sin efecto la realización de los encuentros programados para este miércoles 30 y jueves 31 de octubre.
Cabe recordar que los compromisos de las jornadas 17, 18 y 19 quedaron suspendidos, las dos primeras pueden acomodarse en los espacios libres que hay a finales de noviembre y principios de diciembre. Con la suspensión de la décima novena, la conclusión del Clausura se recorrerá hasta el 19 de diciembre.
El problema que detectó Blanco está en la vigésima fecha, que tiene sus cotejos programados para el 2, 3 y 4 de noviembre. En caso de que se suspenda esta fecha la conclusión del certamen puede extenderse hasta las fiestas de fin de año. A estas alturas, Blanco dejó en duda la reanudación del campeonato el fin de semana.