Tras cumplir una jornada intensa de entrenamientos este martes por la mañana, el cuerpo técnico del plantel de San José, determinó dar licencia a los jugadores hasta el próximo martes esperando que los conflictos sociales que se viven en el país se puedan solucionar y el fútbol retorne.

La dirigencia del cuadro “santo” ratificó esta situación alegando que hay pocas probabilidades de que el torneo pueda reanudarse y a la espera de que es lo que pueda ocurrir en la reunión de Consejo Superior de la División Profesional prevista para el próximo martes.

Los jugadores estuvieron entrenando sin pausa a pesar de la convulsión que existe en el territorio nacional, pero al no existir visos de reactivación del campeonato fue preferible dejar en libertad a los jugadores para que también puedan estar con sus familias, en caso de existir novedades, los futbolistas deberán reincorporarse nuevamente a las actividades que señale el cuerpo técnico.

Este fin de semana, San José debía jugar contra Real Potosí, con ello ya serán seis las fechas suspendidas por los problemas sociales en el país. San José no jugó los partidos frente a Sport Boys, Royal Pari, Oriente Petrolero, Wilstermann, Bolívar y ahora contra Real Potosí.