Corría el minuto 8 del partido entre San José y Sport Boys, jugado el jueves por la noche en el estadio “Jesús Bermúdez”, en una acción, el futbolista Rodrigo Ramallo dominaba el esférico, y en su afán de cortar la jugada su rival le comete una fuerte falta que en realidad no fue cobrada por el árbitro paceño Gildo Quenta.

Rodrigo Ramallo salió en camilla en el minuto 8 del partido entre San José y Sport Boys

Ramallo no pudo reestablecerse y tuvieron que sacarlo de la cancha en camilla, más tarde el médico el club San José, informó que se trata de una lesión mucho más grave de lo que se suponía, fractura distal de peroné en el tobillo izquierdo. Por ello ya se realizan los preparativos para el ingreso a quirófano. Y su recuperación demandará entre tres a cuatro meses.

Muy dolido por esta situación, Ramallo, mediante las redes sociales, se dirigió a los hinchas para expresar su agradecimiento y al mismo tiempo su despedida, por lo menos del presente torneo.

“Evidentemente fue una jugada fuerte que lastimosamente el único que no se dio cuenta del fuerte golpe fue el árbitro que estaba ahí y analizando bien la repetición yo soy el que toca el balón antes que el rival.., pero bueno pasa en el fútbol y solo queda agradecer el apoyo que vamos recibiendo a horas antes de la intervención”.

“Solo queda prepararnos con Mucha Fe para lo que viene que es mi rehabilitación. Dada las circunstancias económicas del club que por obvias razones no podrán cubrir ni un gasto (como de normal lo fue en mis anteriores y que corrió por mi persona), llegamos a tomar la decisión de hacernos a un lado y plenamente pensar en mi salud para lo que venga en la siguiente gestión. Gracias por todo el apoyo mi gente Santa, al igual que desearles lo mejor a mis compañeros y cuerpo técnico en lo que resta del campeonato! Bendiciones y hasta pronto”.

Es lo que Rodrigo Ramallo colocó en las redes sociales a modo de despedirse del cuadro orureño.

La foto que subió Rodrigo Ramallo a su cuenta de Facebook