Finalmente hubo “humo blanco” en la reunión entre los dirigentes de los clubes opositores y la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), misma programada para la tarde de este martes en la ciudad de Cochabamba, entre las resoluciones principales se tiene que el club Destroyers desciende de forma directa de categoría y el torneo Apertura arrancará el próximo 22 de enero.

Al final prevaleció la postura de la FBF y el Tribunal de Disciplina Deportiva que en cumplimiento a los reglamentos del torneo Clausura, determinó en principio el marginamiento del club Sport Boys y como consecuencia directa el descenso del club Destroyers por haber ocupado la última casilla de dicho certamen, en contrapartida los clubes Municipal Vinto y Real Santa Cruz ascenderán de forma directa a la división privilegiada.

No todo está perdido para el “canario” ya que la reunión determinó que el plantel de la “maquina vieja” juegue por el ascenso y descenso al culminar la presente temporada o en todo caso ascender de forma directa en el 2021, tema que aún está en análisis.

Con estos dictámenes se logró destrabar los problemas del futbol boliviano y el torneo Apertura comenzará desde el próximo 22 de enero, salvo para el cuadro de San José que en esa fecha tiene partido por copa Libertadores de América ante Guaraní del Paraguay.