Si nos basamos solo en el marcador final (3-0), nos da a pensar que Rafael Nadal la tuvo fácil ante el boliviano Hugo Dellien, sin embargo en el desarrollo del partido, el número uno del mundo la tuvo difícil. Nos referimos al cotejo que corresponde a la primera ronda del Abierto de Australia, mismo que se disputó esta madrugada.

Dellien hizo bien las cosas, pero cometió algunos errores no forzados y ello permitió que Nadal se adelante en el marcador para ponerse 5-0 en el primer set, pero vino la reacción del boliviano y ganó dos sets seguidos rompiéndole el saque al español, la cuenta se puso 5-2, pero le faltó fuerza a Dellien para mantener ese ritmo y con toda su experiencia Nadal ganó el siguiente punto para cerrar el set 6-2.

En el segundo set, Nadal nuevamente se puso arriba en el marcador, pero la fuerza y garra del boliviano provocó que nuevamente le rompiera el saque a Nadal, algo que en el tenis no es cosa fácil, peor si se tiene en frente al número uno del mundo. Y nuevamente al boliviano le faltó fuerza para mantenerse en esa línea cosa que fue aprovechada por Nadal para ganar por 6-3.

El tercer set a pesar de la resistencia de Dellien, quien terminó haciendo los puntos fue Nadal para imponerse por 6 a 0. Pero tampoco le fue fácil, puesto que el español, tuvo que sudar la camiseta para ganar este set e incluso se le vio exhausto en los últimos puntos.

Quienes tuvieron la oportunidad de ver el partido (terminó en la madrugada de este martes), pudieron disfrutar der un buen tenis, y los bolivianos pueden sentirse orgullosos de tener a un gran representante que de seguro ya piensa en su próximo torneo al cual asistirá.