La construcción de la piscina olímpica en el complejo Jesber en la zona Norte de la ciudad de Oruro, demandó más de dos años. El escenario deportivo ya está concluido desde hace unos meses atrás, sin embargo hasta ahora no hay una fecha definida para su entrega.

Sin duda este hecho, genera preocupación en los deportistas dedicados a la natación, los entrenadores, dirigentes y autoridades deportivas, entre ellos el director del Servicio Departamental de Deportes (Sedede), Waldo Quinteros, señaló que está a la espera que la empresa constructora pueda entregar provisionalmente esta infraestructura y así pueda ser utilizada.

Esta obra deportiva que desde la gestión pasada viene sufriendo varias postergaciones en su entrega, hasta el momento no se conoce cuando se entregará oficialmente, según explicó Quinteros, se está a la espera de una respuesta de las autoridades departamentales, ya que esta obra ya estaría concluida y solo faltaría la entrega provisional.  

“Estamos esperando la respuesta de nuestras autoridades, la verdad es que ya está concluida la piscina y falta alguna entrega provisional y nos informan que esta semana será esa entrega provisional, estamos a la espera ya que nuestros deportistas de natación están desesperados de utilizar, sabemos que ha sido una obra esperada desde hace muchos años y vamos a aguardar que se haga una entrega oficial para que nuestros deportistas ya la utilicen”, afirmó Quinteros.

Explicó que para que se haga la entrega provisional, se tiene todo previsto tanto en la parte económica con la empresa constructora, como en la parte administrativa, de esta manera argumentó que el retraso para que se conceda este escenario deportivo se debe al cambio de personal de la UPRE (Unidad de Proyectos Especiales), además es para tomar en cuenta que la Gobernación de Oruro también aportó con recursos económicos para su construcción.

En cuanto al equipamiento que requiere la piscina para albergar torneos locales y nacionales, manifestó que no están contemplados en el proyecto, pero que una vez sea entregada de manera oficial, se podrá solicitar recursos para equipar convenientemente y así cumplir con todos los requisitos para que la piscina sea homologada por la Federación Internacional de Natación.