La resistencia del Tottenham Hotspur no fue suficiente y el delantero alemán Timo Werner, ayudado por la inocencia de Ben Davies, derribó la defensa del equipo inglés y dio una ventaja al RB Leipzig (0-1) que deja a José Mourinho tambaleándose en Europa.
El portugués, recordando épocas pasadas y condicionado por las bajas de Harry Kane y Heung-min Son, salió atrás. Tan atrás que el Leipzig casi le hace tres goles en dos minutos. Tres llegadas clarísimas, incluyendo un disparo de Angeliño a un palo.
Que aguantara 45 minutos sin recibir gol parecía un milagro, sobre todo cuando Werner erró un mano a mano contra Hugo Lloris tirando al muñeco.

Leipzig con gol de penal anotado por Werner , venció 1-0 al Tottenham

Pero la suerte del equipo inglés no se iba a prolongar mucho más. La confianza en Ben Davies para el lateral le salió cara a los ‘Spurs’. Su derribo a Knorad Laimer dentro del área y de penal se generó la apertura del marcador de Werner a los 58.

La eliminatoria, que se decidirá el próximo 10 de marzo, pudo haber quedado mucho más a favor del Leipzig, pero Patrik Schick, solo delante de Lloris, no supo definir a gol y tumbar definitivamente al Tottenham.

GANÓ EN ATALANTA

El Atalanta goleó al Valencia por 4-1 y está más cerca de los cuartos de final de la Liga de Campeones, tras un encuentro que estuvo marcado por la mayor pegada y eficacia del equipo italiano, ya que el conjunto español también dispuso de numerosas y claras ocasiones pero su falta de acierto en el remate le penalizó gravemente.
Al cuarto de hora el Papu se inventó una gran asistencia que aprovechó el carrilero Hateboer, tras adelantarse a la marca de Gayà. El Valencia se había hecho con el partido y merecía el empate pero en el tramo final del primer acto llegó el segundo gol del Atalanta después de que su goleador Ilicic sorprendiera en la frontal del área con un potente disparo.

Atalanta pone un pie en cuartos de final tras vencer 4-1 al Valencia

Al igual que en el segundo gol, esta vez fue Freuler el que se perfiló desde la frontal y su disparo con rosca sorprendió a Jaume para anotar el 3-0. Maxi Gómez pudo recortar diferencias, pero no estuvo certero. Del posible 3-1 se pasó al 4-0, al aprovechar el carrilero Hateboer un contragolpe.
Celades dio entrada a Cheryshev y el ruso en su primer balón marcó con un ajustado disparo desde la frontal que abría un hilo de esperanza al que se aferró el Valencia, al final ese fue el marcador 4-1.