Concluye una nueva semana llena de problemas para el plantel de San José cuyos jugadores permanecen en paro de actividades debido a que no se les cancelo salario alguno, el compromiso de la dirigencia “santa” fue que hasta este martes pasado se les iba a cancelar un mes de sueldo, pero dicha fecha se fue posponiendo hasta este jueves donde el presidente Huascar Antezana nuevamente faltó a su palabra.

Los jugadores estuvieron presentes la tarde del jueves en oficinas del club a la espera de alguna solución y al final se fueron decepcionados porque su intención era cobrar para volver a entrenar, recuperar el tema físico y de esa forma prepararse de forma conveniente para el cotejo ante Oriente Petrolero.

De momento la dirigencia no ha emitido criterio alguno sobre este conflicto ni las soluciones posibles, quienes por fin reaccionaron fueron los hinchas que convocaron a una especie de cabildo para este viernes por la tarde en la sede del club y por otro lado los socios programaron una asamblea extraordinaria para el domingo 8 de marzo, donde se analizará la propuesta del gobernador Zenón Pizarro de declarar al cuadro de San José como patrimonio de Oruro y de esa forma asumir las riendas de la institución.

De momento el panorama no cambia y San José se encuentra sumido en una profunda crisis, ahora no solo económica sino también institucional.