Bolívar salió adelante en medio de los problemas que tuvo para darle forma a su fútbol y obtuvo una victoria sobre el cuadro argentino de Tigre por 2-0 la noche del martes en el estadio “Hernando Siles”, donde sumó sus primeros tres puntos en el grupo «B» de Copa Libertadores.
El gol que rompió la resistencia del “matador” fue convertido a los 48

minutos por intermedio de un disparo de larga distancia de Jorge Flores. El zurdazo del lateral salió desde su costado, sorprendiendo al arquero Marco Wolff, quien esperaba un centro y demoró en reaccionar, esa pausa le impidió llegar a la pelota.
El 2-0 fue convertido por Saavedra con una definición delante del pórtico, tras una habilitación de Pereyra en medio de los defensores que fueron sorprendidos con esta asistencia y quedaron a contramarcha sin oportunidad para llegar al cierre.