Cual si fuera una novela, la historia del Club Atlético Ramallo Lafuente (Carl A-Z) actual bicampeón del baloncesto femenino a nivel nacional, es bastante suigéneris ya que a pesar de ser el mejor equipo boliviano de la Libobásquet de los últimos tiempos, no ha podido representar al país en los torneos internacionales por diferentes factores que impidieron demostrar todo el talento que tienen las integrantes de ese equipo.

Carl A-Z es el vigente campeón de la Libobásquet


Desde el 2017, el club orureño Carl A-Z irrumpía en la Liga Superior del Básquetbol Boliviano rama femenina como un elenco revelación llegando hasta la final del certamen y clasificando en su condición de subcampeón a la Libobásquet. Un año más tarde consolidaba su buen momento siendo el primer equipo en el país en ascender y consolidarse como campeón del baloncesto femenino a nivel nacional en su primer año de participación.
Este hecho significó para el cuadro orureño lograr el pase para participar en la Liga Sudamericana de Básquetbol, evento que por diferentes circunstancias tuvo que declararse desierto dejando a las “guerreras” sin la posibilidad de representar al país en este evento internacional, en el 2019, en abril se dio la posibilidad de cumplir con este torneo, pero por un sentido de responsabilidad Carl A-Z decidió no ser parte del torneo ya que no se tenía un elenco preparado para competir en el torneo y hacer quedar bien en alto el nombre del país, la representación fue asumida por el subcampeón de la temporada 2018 Club Tenis La Paz.
Ese mismo año se realizó el torneo de la Libobásquet 2019, la cual tuvo que ser interrumpida de forma abrupta por los conflictos sociales que emergieron en el territorio nacional, la final se cumplió el 14 de diciembre en la ciudad de Oruro, con dos elencos ya conocidos y en un choque que ya llevaba tintes de clásico, Carl A-Z nuevamente se imponía sobre Club Tenis La Paz logrando el bicampeonato de la Libobásquet.

El cuadro orureño tenía la ilusión de participar este año en la Liga Sudamericana


Para este 2020 se tenía planificado realizar la Liga Sudamericana de Básquetbol en el mes de abril, para lo cual el cuadro orureño ya cumplía con todos los preparativos para demostrar todo el potencial de un plantel equilibrado entre estrellas de renombre y nuevas figuras que van surgiendo de las divisiones inferiores del club, lastimosamente la pandemia que cunde en todo el mundo obligó a que la nueva versión de la Liga Sudamericana se suspenda sin fecha definida.