El delantero cruceño Aldo Velasco, que llegó a San José en el mes de febrero para reforzar el ataque del plantel orureño, mantiene la esperanza de ser habilitado y jugar con la divisa “santa”, pese que la Federación Bolivia de Fútbol (FBF) confirmó el cierre de habilitaciones para el torneo Apertura que fue suspendido por la pandemia del coronavirus.

Aldo Velasco llego a San José en febrero


En contacto con LA PATRIA, Velasco, manifestó que luego del 30 de marzo, fecha en la cual feneció las habilitaciones, se contactó con los directivos del club de la “V” azulada, los cuales le manifestaron que el proceso para habilitar a jugadores se podía extender 15 días más de lo establecido, de esta manera él considera que se le abre la posibilidad de que juegue en el torneo Apertura.
“La verdad es que se poco del tema, no estoy muy seguro, hablé con algunos directivos del club y me dijeron que hay un 80 a 90 por ciento de que se alargue las habilitaciones y hablé sobre ese tema porque me preocupa, ellos (dirigentes) me dijeron que si van a solucionar el tema de la deuda que tienen con los demandantes y es por eso que me quedé hasta el final y me dijeron que hay la posibilidad que se alargue 15 días más después del 30 que pasó, así que eso es lo que sé hasta ahora”, expresó Velasco.

Aldo Velasco


La FBF en un comunicado oficializó que el 30 de marzo se dio por terminado el plazo de habilitaciones de jugadores, pese a esto algunos directivos del club “santo” anunciaron a Velasco que existía la posibilidad de que sea habilitado. “A mí me dijeron que si hay la posibilidad de que se alargue 15 días más y eso es lo que a nosotros nos deja con un poco de esperanza”, afirmó.
Manifestó que tiene contrato firmado con el club por una gestión, de esta manera de no lograr ser habilitado solo le resta cumplir con su compromiso y esperar que pueda ser parte del equipo para el siguiente torneo, aunque, no ocultó su deseo de jugar ya que se vería perjudicado en no poder ser tomado en cuenta en el plantel, ya que antes de llegar a San José tenía otras opciones, pero debido a que los directivos del club aseguraron que arreglarían el problema de las deudas con exjugadores, se decidió por llegar a Oruro.

Mientras tanto los entrenamientos estan paralizados por el Covid-19