Ante la posibilidad de que la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) pueda recibir recursos de la Conmebol o la FIFA, para apoyar a los clubes en sus economías afectadas por el parate obligado, el aficionado al cuadro de San José planta que estos montos vayan directamente para el pago de salarios a los jugadores, donde en algunos casos tienen adeudos desde la gestión pasada y actualmente viven una situación complicada.


Algunos hinchas y socios se han mostrado reacios a que estos recursos, cuya llegada aun no fue confirmada ni descartada, sean manejados por la actual directiva encabezada por Huascar Antezana. A su vez plantearon que dichos montos vayan destinados y administrados de forma directa por los jugadores, aspecto que en algún momento dado puede ser un arma de doble filo.
El tema pasa por la institucionalidad del cuadro de San José, ya que si bien algunos socios señalan que Huascar Antezana ha sido desconocido por la masa societaria y que sus acciones no tendrían validez, esto se contrasta con la FBF que en más de una ocasión ratificó la titularidad del actual mandamás del cuadro orureño, ya que en ningún momento se recibió documento que manifieste lo contrario y que sea avalado por socios e hinchas.


Si bien destinar recursos adicionales de forma directa a los jugadores es un punto necesario para que se subsane este problema que se arrastra desde inicios de marzo donde el plantel de la “V” azul comenzó un paro de actividades reclamando estos adeudos, este tipo de transferencias de forma directa no siempre fueron la solución en el elenco orureño.
Claro ejemplo es lo que ocurrió en la gestión pasada, donde los jugadores se hicieron cargo de la administración del club, se hicieron campañas de recaudación de diferente índole, pero solo se brindaron algunos informes sobre el tema de recaudaciones y nunca hubo una rendición de cuentas real por parte de Carlos Estrada, que fungía como presidente interino, además del plantel que se comprometió a tener cuentas claras de cara al aficionado.
A esto se suma algunos documentos que recientemente salen a la luz, donde se menciona que llegaron recursos al a entidad “santa” por temas de televisación, de los cuales tampoco se rindió cuentas en su momento.
De todas formas, actualmente uno de los aspectos que deben ser subsanados con urgencia por parte de la dirigencia es el pago de salarios a los jugadores, aspecto que posibilitará una negociación sobre la rebaja salarial planteada por la FBF, de momento la presidencia de Huascar Antezana no ha dado muestras de poder solucionar este tema.