En horas recientes, se dio a conocer un comunicado por parte de la directiva de San José, afirmando que se han iniciado acciones coordinación con la empresa EB Football Agency para un posible gerenciamiento del club por un periodo de 8 años, esta situación causó sorpresa y a la vez molestia en varios hinchas y socios quienes señalaron que este tipo de aspectos deben ser tratados en una asamblea ordinaria para elegir el mejor camino ante el actual panorama critico que vive la institución de la “V” azul.


En la nota emitida por la directiva, se menciona que la situación del club es bastante álgida y que esta al borde de la quiebra por una deuda de alrededor de los 4 millones de dólares que se viene arrastrando a causa de la mala administración que se dio en los últimos años.
Se indica que se inició la coordinación previa para encaminar este proceso de gerenciamiento y que se analiza todos los aspectos legales, económicos y otros para que constatar que la empresa que es encabezada por Eduardo Brito de nacionalidad uruguaya, además del colombiano Julián Perea, personajes poco conocidos en el ámbito futbolístico internacional, quienes ya aseveraron que las negociaciones con la dirigencia se encuentran adelantadas e incluso dieron a conocer el nombre de Fabio Espada como nuevo estratega del cuadro de la “V” azul, además que de forma inicial realizarán una inversión de aproximadamente 2.5 millones de dólares para sanear a la institución.
Mas allá de las intenciones de esta empresa, lo que preocupa a los orureños es que nuevamente se toman decisiones de forma unilateral sin hacer las consultas respectivas a socios en hinchas para un tema tan delicado que cambiará la fisonomía del club en cuanto al manejo administrativo.


Tanto socios como hinchas coinciden que el único camino para sacar al club orureño de la actual crisis que atraviesa es a través de inversores externos que pongan de forma directa los montos económicos y así efectuar una reestructuración total del club, eso sin dejar de lado las demás respectivas contra quienes llevaron al club hasta este momento doloso.
La fanaticada del cuadro orureño señala que lo optimo hubiese sido pasar nuevamente por unas elecciones y que una directiva consolidada y representativa pueda asumir las riendas de esta importante decisión, con el consentimiento de socios e hinchas ya que se habla de años de gerenciamiento, donde los dirigentes de turno estarán supeditados a lo que la empresa gerenciadora decida en el manejo del cuadro de la “V” azul.