Ante la actual crisis de la pandemia, uno de los efectos inmediatos fue la paralización de diferentes eventos deportivos, aspecto que puso en “jaque” a la economía de varios clubes a nivel internacional, esto repercutió en una serie de medidas por parte de las autoridades del fútbol para salir de este mal momento.


Con anterioridad, la FIFA ya adelantó que se cumplirá con el plan “Marshall” el cual prevé desembolsar algunos recursos a las federaciones, aspecto que aun continua en análisis, así mismo varios clubes a nivel mundial realizaron negociaciones con sus jugadores y cuerpo técnico para minimizar el tema de gastos.
En esa misma línea, recientemente la UEFA dio a conocer que se desembolsará un monto de 70 millones de euros en el marco de contribución a las competiciones nacionales de las 55 federaciones miembro, dicho monto llegará a un total de 676 clubes que son parte de la organización deportiva europea.


Así mismo, en la región sudamericana, las federaciones de Venezuela y Perú anunciaron que desembolsaran recursos económicos del programa “Evolución” que es otorgado por la Conmebol, entidad que recientemente dio vía libre para que las federaciones hagan uso de dichos montos para salvaguardar esta situación.
En Bolivia, poco se habló de este programa “Evolución”, los dirigentes en su momento aseveraron que dichos montos fueron utilizados para la compra de terrenos y la construcción de centros de alto rendimiento, a su vez, aun no se llega a un punto de acuerdo sobre el tema de rebaja salarial entre los dirigentes de los clubes y los jugadores que optaron porque Fabol los represente en este tema.