Si bien las medidas preventivas para combatir la pandemia del coronavirus han dejado en “jaque” a la actividad deportiva, en este caso al fútbol, no todo ha sido negativo ya que este tiempo sirvió para que algunos elencos puedan recuperar a sus jugadores lesionados y estos puedan volver a disposición de sus elencos una vez que todo vuelva a la normalidad.


Con tan solo 12 fechas disputadas en el torneo Apertura, el campeonato boliviano fue suspendido por la cuarentena obligada que rige en el país desde marzo pasado, esto implica actualmente diferentes planteamientos sobre si el certamen debe reanudarse o que otras alternativas se puedan presentar, así mismo, también se ha generado una serie de negociaciones sobre el tema salarial de los jugadores ante la falta de ingresos en los clubes.
Pero no todo es negativo, este periodo sirvió para que en algunos casos los equipos puedan recuperar a sus jugadores lesionados y tener plantilla completa para encarar el torneo, si es que el mismo se reanuda en algún momento.


En el caso de The Strongest, se tenia a los jugadores Saul Torrez y Marvin bejarano, ambos laterales con serias dolencias que los habían alejado de las canchas por un buen tiempo, recientemente el club informó que ambos futbolistas tienen una evolución importante en sus lesiones y que prácticamente ya estarían recuperados.
Por otra parte, aun se aguarda a Fernando Martelli que estuvo en inactividad por varios meses debido a una operación en la rodilla izquierda, sigue con su proceso de recuperación y pronto se tendrían novedades sobre su condición.
En el cuadro de San José, el ultimo reporte que se tenia antes del parate obligatorio, era que Jorge Añez y Mario Ovando estaban con algunas lesiones, este tiempo fue de provecho para que ambos futbolistas se vayan recuperando y estén en plenas condiciones cuando el fútbol retorne a las canchas.