Con el fin de que el taekwondo siga en actividad y la disciplina no se quede desierta por la actual cuarentena que impide una práctica normal, en Oruro se analizan diferentes alternativas para que se pueda continuar con los entrenamientos, pero se tiene dificultades con el tema del acceso a la tecnología por parte de atletas y entrenadores.


Uno de los retos más importantes del deporte amateur es procurar que sus integrantes sigan en actividad y continúen motivados para practicar la disciplina de su preferencia, ya que de lo contrario en un futuro cercano se tendría efectos negativos serios en algunos deportes que de a poco han ganado espacios en el gusto de la población.
En el caso del taekwondo, el presidente de la asociación municipal de esta disciplina en Oruro, Henry Pillco, explicó que alrededor de cuatro clubes han optado por cursos virtuales para proseguir los entrenamientos con sus alumnos, los clubes restantes han tenido dificultades para implementar esta modalidad de trabajo debido a que tanto entrenadores como deportistas tienen dificultades para el acceso a internet, principalmente por el tema económico.


En el caso de los clubes que están con la utilización de medios tecnológicos, se mencionó que solo tienen entre el 70 y 80 por ciento de sus deportistas cumpliendo con estos talleres, esto por las dificultades ya señaladas, además que algunos deportistas que recién se iniciaban en este ámbito prefirieron hacer una pausa debido a la cuarentena que se mantiene en el país.
Entre los clubes que reportaron estar aún en actividad están Hwarang Do, Seng Do, Guerreros y Lobos, algunos lo cumplen vía online, en tanto que otros optaron por enviar clases grabadas a sus estudiantes ya que el tema de los horarios y disponibilidad de tiempo de los atletas también significan otro problema.