Después de una semana que el presidente del club San José, Huascar Antezana señalará la llegada de recursos para aliviar la situación económica de los jugadores, ese compromiso aún no se consolida y eso ahonda aún más la crisis por la que atraviesan jugadores y empleados de la entidad orureña, a ello se suma la controversia sobre el pago del mes de enero, la directiva afirma haber cumplido con el pago de 15 días de trabajo y los futbolistas mencionan lo contrario.


En el transcurso de esta semana se habló de la llegada de recursos económicos por distintas razones, para aliviar la situación del primer plantel que no cobra salarios desde el mes de enero y en el caso de 11 futbolistas desde septiembre de la pasada gestión, esto, sumado a la cuarentena que se vive a nivel nacional derivó en que algunos jugadores señalen que están pasando por una situación insostenible.
El presidente Huascar Antezana señaló que los 50 mil dólares otorgados por Conmebol a través del programa “Evolución” irán de forma directa a los jugadores, pero esto tuvo sus complicaciones ya que para hacer efectivo este pedido, la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) pidió una serie de requisitos, entre ellos el acuerdo entre partes sobre los salarios de marzo, abril y mayo, aspecto que los futbolistas tuvieron que aceptar para obtener los recursos respectivos.


El otro problema es que algunos jugadores no tienen cuentas personales por lo que deben hacer un trámite para habilitar las cuentas de sus familiares y hacer efectivo el pago.
Se mencionó que también llegarían 100 mil dólares por parte de la empresa EB Fooball Agency para cancelar una planilla de salario a jugadores y auxiliares, de momento no se conoce si dichos recursos ya llegaron a las arcas de la institución.
Finalmente se aguardaban algunos recursos extraordinarios por parte de FIFA para que las federaciones lo puedan distribuir entre los clubes profesionales, según se conoce este monto seria de 40 mil dólares por cada institución, aunque de momento no se conoce la fecha de entrega, en el caso de San José no se sabe si estos montos también irán de forma directa a las cuentas de los jugadores o tendrán un tratamiento diferente.