Con la falta de un director técnico y contemplando solamente a jugadores y empleados, la planilla mensual del cuadro de San José asciende a cerca de 110 mil dólares mensuales, por ello los jugadores están esperanzados en que los montos que llegarán por parte de la Conmebol, FIFA y una de las empresas inversoras, pueda subsanar el tema de la deuda salarial.


Uno de los factores causantes para la actual crisis que atraviesa el cuadro de la “V” azul fue la elevación exponencial de los salarios mensuales en el primer plantel, ya que de una planilla promedio de 70 mil dólares en el 2017, entre el 2018 y 2019 los salarios tanto de jugadores y cuerpo técnico, llegaba hasta los 200 mil dólares y algo más, aspecto que con el paso del tiempo fue insostenible y derivó en un déficit económico de la administración de Wilson Martínez lo cual recayó en su dimisión del cargo.
Este año se manejaron diferentes montos sobre cuánto es la planilla del plantel, ya que una de las premisas del directorio elegido en diciembre fue una gestión austera para nivelar el tema de gastos de la institución, en su momento el asesor del club, Víctor Hugo Pérez, señaló que el monto mensual llegaba a más de 128 mil dólares y que existían alrededor de 13 jugadores quienes tenían contrato, pero no estaban habilitados.
Consultado sobre este aspecto el presidente del club San José, Huáscar Antezana, señaló que el monto mensual de la planilla no excedía los 110 mil dólares, postura similar fue dada a conocer por uno de los jugadores “santos”, Rodrigo Vargas, quien aseveró que elaborando la planilla para presentarla a la FBF y así recibir los recursos de 50 mil dólares del programa “Evolución”, el costo de la planilla del primer plantel llega a algo más de 105 mil dólares.


Tomando en cuenta estos parámetros y sumando el salario de los auxiliares del club se puede establecer un monto de 110 mil dólares para que cada mes se pueda saldar con los salarios del equipo, en esto no se toma en cuenta el tema del director técnico ya que de momento el club no cuenta con un estratega tras la salida de Omar Asad, con quien la dirigencia tuvo sus diferencias precisamente por el tema salarial ya que el “turco” tiene un contrato de 20 mil dólares mensuales, algo que la directiva se negó a cumplir ofreciendo solo 15 mil, motivo que generó su alejamiento.