El excapitán de San José, Didi Torrico señaló a través de un documento, que los informes sobre el manejo de los montos recaudados entre noviembre y diciembre de la pasada gestión se encuentran en oficinas del club y que todos los dineros fueron depositados en la parte de contaduría de la institución para hacer un manejo transparente.


Semanas atrás la dirigencia del club “santo” solicitó informes a exdirigentes y jugadores con referencia al manejo económico y administrativo cumplido en la gestión pasada, cuando entre noviembre y diciembre, tras la salida de Wilson Martínez de la presidencia y la dimisión del cargo de Carlos García, el club se quedo sumido en una crisis dirigencial por lo que los jugadores y cuerpo técnico decidieron hacerse cargo de la entidad de la “V” azul.
La dirigencia de Antezana señaló que faltan informes del manejo de alrededor de 680 mil dólares que se tuvo de ingreso en ese periodo, a lo cual el excapitán de San José, Didi Torrico, respondió con una nota publicada en sus redes sociales donde hace un informe de algunos ingresos que se recibió para salvar al club.
Se tuvo muchas actividades en esa época, desde abrir cuentas bancarias para recibir el aporte de hinchas de otras regiones, venta de diferentes souvenirs donde algunos porcentajes fueron en favor de la institución, venta de panetones que tuvo una interesante recaudación, aportes de instituciones, conciertos solidarios, entre otros.
Así mismo, el informe detalla que la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) realizó el deposito de tres cuotas por derechos de televisación, cuyo monto total asciende a 76.824 dólares.
Según Didi Torrico, todos estos montos sirvieron para cancelar salarios a la parte administrativa, entrenadores de las divisiones inferiores, el grupo de auxiliares del plantel, jugadores juveniles, además de cumplir arreglos en los camarines del complejo “Húngaros del 55”, esto ultimo con aportes que llegaron de hinchas del interior del país.
En el caso del cuerpo técnico se posibilitó la cancelación de dos sueldos y al primer plantel se pagó un sueldo y el 60% de un segundo salario.
Torrico aclaró que todo este manejo se lo hizo con la fiscalización de los socios, además en coordinación con la parte administrativa del club.