Lo que comenzó con voces de unidad y de crear un bloque propositivo que pueda buscar alternativas para sacar al club San José de la crisis que atraviesa, ahora se convirtió en dos fracciones de hinchas que se encuentran divididos por criterios encontrados en torno a la dirigencia del club y las acciones del Tribunal de Honor manejado por un grupo de socios.


En marzo de este año, se creó el “Comité de Hinchas del club San José” con el objetivo de entablar proyectos que puedan sacar al cuadro “santo” de la crisis económica e institucional que atraviesa y con la premisa de declarar al club como patrimonio de Oruro para que todos tengan se voz de representación sobre las acciones del club y que esto no este reducido solo al grupo de socios. Uno de los primeros frutos de esta organización fue la presentación de un proyecto de captación de socios a mediano y largo plazo.


Lastimosamente un acuerdo firmado por parte de la directiva de hinchas junto al Tribunal de Honor que es cuestionado por socios e hinchas afines a la presidencia de Huascar Antezana, fue “la manzana de la discordia” para que el “Comité de Hinchas” se fracture y varios de sus componentes salgan y organicen una nueva institución de hinchas con el denominativo de “Organización Social de Hinchas de San José”, misma que el pasado 23 de mayo emitió un voto resolutivo donde desconoce a la directiva de hinchas creada en marzo por haber asumido decisiones sin el consentimiento de las bases, así mismo, presentaron junto a la dirigencia “santa” un plan propio de captación de socios.


El “Comité de Hinchas de San José”, también emitió su propio pronunciamiento señalando amenazas por parte de sus pares y mencionando que la única salida para sacar al club adelante es la unificación de criterios a través de un marco de dialogo franco y sin ningún tipo de intereses personales.
Este hecho demuestra que la división y la creación de intereses personales es uno de los problemas mayores que impide que el club orureño pueda subsanar sus otras dificultades como la crisis económica e institucional.