El deporte de la natación quiere ser uno de los primeros en retornar a la actividad deportiva, para ello sus dirigentes elaboran protocolos de seguridad para precautelar la salud de sus atletas y tener todo consensuado cuando las autoridades marquen las fechas para volver a la práctica deportiva.

La piscina olímpica que recien fue entregada aún no es utilizada


El Covid-19 llego para quedarse, es una verdad que se hace patente cada día que pasa, en ese sentido las autoridades nacionales van flexibilizando las restricciones de cuarentena que se utilizan para combatir la pandemia, esto implica que en algún momento dado el deporte volverá a marcar agenda y por ello los dirigentes de la natación quieren estar preparados cuando ello suceda.
La presidente de la Asociación Municipal de Natación Oruro, Trifonia Ojeda, explicó que se viene coordinando con los presidentes de los clubes afiliados para avanzar en temas de bioseguridad, así mismo se hacen las consultas a sus pares de otros países para tener establecido un protocolo bien elaborado que por sobre todas las cosas preserve y cuide la salud de los deportistas.


Uno de los aspectos principales es que para continuar con la practica de esta disciplina, cada atleta deberá contar con su propio implemento de entrenamiento, es decir, flotadores, tablas, patas de rana, entre otros; esto implica un mayor apoyo de parte de los padres de familia, ya que la natación, al igual que otros deportes, reciben poco apoyo de parte de las autoridades.
El tema de los espacios deportivos también será otro factor importante, actualmente se tiene la piscina semiolímpica de Capachos, además de el nuevo escenario de la zona Norte de la ciudad, salvo que este ambiente aun no funciona con normalidad.