Países vecinos como Paraguay y Uruguay ya expresaron fechas tentativas para reanudar sus campeonatos futboleros asumiendo todas las medidas de seguridad, en Bolivia ocurre todo lo contrario ya que la FBF recién programó una reunión para el próximo 5 de junio y ahí hablar sobre un posible retorno del campeonato Apertura, esto preocupa a los dirigentes ya que desde el Gobierno Central se mencionó que aun falta mucho tiempo para que el fútbol retorne al país.

Aún no hay fecha definida para el reinicio del campeonato / foto APG


El interés de los clubes es que el “balón” comience a rodar lo mas antes posible y colocaron como una fecha ideal el mes de julio, para así no tener mas dificultades en la parte económica que los viene agobiando en estos meses de cuarentena. Pero las declaraciones del ministro Milton Navarro sobre que el reinicio del torneo es aun lejano, les cayó a los directivos como un “balde de agua fría”, mas aun cuando se prevé una reanudación del certamen entre agosto y octubre.
Otro de los problemas que atraviesa el fútbol profesional para reanudar el certamen es la implementación de los protocolos de bioseguridad, actualmente la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) no a comenzado esta tarea y por el contrario dejo ese tema para la reunión de este próximo jueves, tomando en cuenta lo que ocurrió en otros países, la implementación de las medidas de seguridad tiene un periodo mínimo de 30 días antes de pensar en volver a las canchas, otro factor que retrasa aún más la reiniciación del campeonato.


Hasta la fecha, 12 de los 14 clubes llegaron a un arreglo económico con sus jugadores con una rebaja en los sueldos que oscila entre 50 % para el mes de marzo y 25% para abril y mayo, aun no se ha tocado los meses de junio, julio y hasta que se reinicie el campeonato, siendo otro problema mas para los clubes que se encuentran en una situación crítica al no saber cuándo se podrá reanudar el certamen deportivo.