La Liga Nacional de Básquetbol de Bolivia, formada por los dirigentes de los clubes que participan en la Libobásquet en damas y varones, aprovecha esta cuarentena para fortalecerse institucionalmente y cumplir con todos los requisitos exigidos por la Federación Boliviana de Básquetbol para asumir el mando de la organización del certamen de básquetbol más importante del país de forma oficial.

Aún no se tiene definida la fecha para la realización de la Libobásquet


En marzo de este año, la ciudad de Oruro fue el epicentro para la creación de la Liga Nacional de Básquetbol de Bolivia, cuyo objetivo principal es hacerse cargo de la organización de la Liga Boliviana de Básquetbol (Libobásquet) para encaminarla en un proceso de crecimiento hacia la profesionalización de este deporte, objetivo que fue truncado por la emergencia sanitaria que se extendió hasta finales de mayo y aún continua, aunque con medidas más permisivas.
La vicepresidenta de la Liga Nacional, Mónica Alcocer, señaló que en este tiempo de cuarentena se tuvo diferentes reuniones a través de las plataformas digitales, donde se fue avanzando en diversos aspectos que tiene que ver con la consolidación de la institución, como la elaboración de estatutos, reglamentos y otros.


Señaló que la finalidad es tener toda la documentación en regla para concertar una reunión con la Federación Boliviana de Básquetbol (FBB) y entablar el proceso de transferencia de la administración de la Libobásquet, encuentro que no pudo ser efectivo debido a la pandemia que se vive, pero si la Liga está realizando el traspaso de toda la documentación a la federación para que los clubes puedan hacerse cargo de todo lo que conlleva la organización del campeonato mayor del baloncesto boliviano.