El Juventus Turín se clasificó este viernes, en el regreso del fútbol italiano tras más de tres meses de parón a causa del coronavirus, para la final de la Copa Italia, al empatar 0-0 en el Allianz Stadium turinés y al hacer bueno el 1-1 conseguido en la ida, disputada a mediados de febrero en San Siro.

La acción del partido disputado la tarde de este viernes en el Allianz Stadium de Turín


El «Calcio» regresó sin goles, pero con un partido intenso, en el que el portugués Cristiano Ronaldo falló un penal en la primera mitad y en el que el Milan aguantó con coraje hasta el final pese a quedarse con diez hombres tras apenas quince minutos, sin poder evitar que el Juventus se clasificara para la final del próximo 17 de junio en el Olímpico de Roma.
Su rival se conocerá este sábado, cuando el Nápoles y el Inter de Milán se medirán en el San Paolo, después de que la ida acabara con victoria del cuadro napolitano por 1-0.