Tras más de tres meses de parón forzado a causa del coronavirus, el fútbol vuelve a ser protagonista en Italia con las semifinales de vuelta de la Copa, Juventus-Milan y Nápoles-Inter, respectivamente este viernes y sábado (21:00 locales, 15:00 hora boliviana), en las que se ponen en juego los billetes para la final del día 17 en el estadio Olímpico de Roma.

Cristiano Ronaldo anotó en la ida el gol del empate 1-1


Los primeros en saltar al campo serán el Juventus y el Milan, que se medirán en el Allianz Stadium de Turín tras el 1-1 de la ida, jugada en San Siro, cuando el portugués Cristiano Ronaldo empató para el cuadro turinés, de penal en el 90, un gol inicial del croata Ante Rebic.
El sábado tocará al Nápoles y al Inter saltar al campo del San Paolo napolitano para jugar la segunda semifinal, después de que el cuadro napolitano cogiera una importante ventaja al ganar 1-0 a los milaneses en San Siro con un golazo del español Fabián Ruiz.
El Nápoles ganó su última Copa Italia en 2014, con el español Rafa Benítez como entrenador, y le tocará ahora a los hombres de Gennaro Gattuso volver a clasificarse para la gran final prevista en el Olímpico romano.
Tanto las semifinales como la final serán a puerta cerrada, como medida de precaución para contener el riesgo de contagio por el coronavirus, y sin prórroga tras un eventual empate en los 180 minutos.
La Liga de la Serie A, de hecho, modificó la reglamentación y prevé que en caso de empate el encuentro se decida directamente en la tanda de penaltis.