Desde la detección de los primeros casos de Covid-19 en Bolivia (11 de marzo uno en Oruro y uno en Santa Cruz), el Gobierno Nacional implementó una serie de medidas para precautelar la salud de los bolivianos, esto incluía la suspensión paulatina de las actividades deportivas llegando hasta el 22 de marzo cuando se comienza con la cuarentena que hasta la fecha sigue vigente, aunque en la modalidad dinámica, de todas formas, ya se llega a los 90 días de la suspensión de toda actividad deportiva.

En Oruro ya se sobrepasa los tres meses sin actividad deportiva, ya que esta región fue la primera en confirmar un caso de coronavirus, por ello las autoridades ediles determinaron iniciar una cuarentena desde el 16 de marzo, aunque días antes ya las diferentes asociaciones y organizaciones deportivas determinaron suspender sus actividades por prevención.