Los estudios médicos son el mejor respaldo para el uso de la bicicleta, ya sea de forma competitiva o recreativa, es por ello que en esta época de pandemia varios países han promovido el uso de este medio de transporte. Alemania, Francia, Italia, Reino Unido e incluso la ciudad de Wuhan (China), primera ciudad en registrarse casos de Covid-19, están en la iniciativa de impulsar el uso de la bicicleta.

La bicicleta es un gran aliado cuando no hay transporte público

Oruro volvió desde esta semana a una cuarentena rígida y con ello el ruido de los motores desapareció y volvieron los pedaleos y el sonido de las ruedas, la gente usa su “bici” trasladándose de un punto a otro.

Cuando comenzó la cuarentena en marzo pasado, ya se tuvo una gran cobertura del uso de la bicicleta como mecanismo principal de traslación, incluso se planteó que esta actividad tenga espacios privilegiados con la adecuación de ciclovías que estuvieran vigentes incluso después de que pase la pandemia.

No faltan los que aprovechan esta ocasion para poner en práctica sus concimientos en arreglo de bicicletas

Lastimosamente, con la flexibilización de las medidas y la autorización de la salida del transporte privado y público, los aficionados a las bicicletas tuvieron que guardar sus artículos en sus casas y nuevamente volver a la rutina de subirse a un taxi o mini para llegar a su destino, esto no solo por la comodidad sino por el peligro que representa el andar en bicicleta por algunas calles estrechas de la ciudad sumado a la insensibilidad de algunos choferes que no respetan el espacio para el ciclista.