Los espacios destinados a cumplir con las actividades deportivas y de recreación, quedaron desoladas en el último trimestre, en esos lugares, antes existían las risas y el bullicio por las emociones de un partido o un entrenamiento, hoy solo cunde un silencio nostálgico.

Algunos espacios deportivos están descuidados

Se cumplen 106 días de hacinamiento, claro en muchas ocasiones la cuarentena fue flexible como en esta semana, pero ello no quiere decir que se registren actividades deportivas, por el contrario, todo este tiempo no se realizó ninguna de manera presencial, solo algunos optaron de forma virtual.

Y esto no se debe a la falta de interés de los atletas, sino por el contrario, el virus que afecta a gran parte del globo terráqueo mostró su peor efecto aislando a las personas e impidiendo que se cumplan con las actividades físicas y al aire libre.

Las canchas están cerradas para velar por la salud de las personas

Los deportistas que ahora están resguardados en sus domicilios, buscaron en la tecnología un alivio a su encierro, los cursos virtuales, charlas y aplicaciones como medios tecnológicos se convirtieron en la moda para compartir conceptos deportivos, pero como muchos antelaron, esto no es lo mismo y se sigue añorando el retornar a los espacios deportivos.

Entretanto, las canchas y coliseos se quedaron desoladas, en silencio y en algunos casos dejadas sin el mantenimiento necesario para que sigan en buen estado, esto se aboca principalmente a las canchas de césped sintético.

Pero este panorama no debe ser eterno, ya que habrá algún momento en que la actividad deportiva retornará a las canchas, las cuales deberán estar en condiciones para recibir a los atletas ávidos de volver a practicar el deporte que más les gusta.

Los coliseos permanecen con sus puertas cerradas