Luego de que en España explote la noticia en el sentido que el delantero Lionel Messi frenó las negociaciones por la extensión de su contrato con Barcelona -algo que deja la puerta abierta para que quede libre en junio de 2021-, en Barcelona aparentemente activaron el modo crisis y ya tendrían un as bajo la manga para evitar lo que puede ser un desastre político: ir con todo por Neymar.

Messi anunció que podría salir del Barcelona en junio de 2021

Gran amigo de la Pulga, el delantero brasileño ha coqueteado con un regreso al conjunto catalán prácticamente poco después de haberse ido a París Saint-Germain, a mediados de 2017.

Es sabido que el brasileño tiene ganas de regresar a España y, en Barcelona, el plantel lo recibiría con los brazos abiertos.

Difícil es saber por ahora si la operación será realizable o incluso si éste manotazo de ahogado que planea Barcelona será suficiente para calmar el enojo de Messi, que tampoco parece tener buena relación con el cuerpo técnico encabezado por Quique Setién. Lo cierto es que, a pesar de esto, cualquier maniobra para evitar la debacle de una salida de Leo parece ser la correcta.