Bajo el escenario de la reanudación del torneo profesional durante el segundo semestre, el calendario deportivo será ajustado por los partidos de la Copa Libertadores, que involucran a Bolívar y Wilstermann, y los compromisos de la Selección Nacional en las eliminatorias mundialistas Catar 2022, eventos internacionales que la Conmebol y la FIFA llevarán adelante antes de fin de año.

Aún restan disputarse 14 fechas del torneo Apertura y 26 del Clausura


«Hemos presentado muchos calendarios para ver la realización de los torneos, no es una decisión de la Federación o de los clubes. Se están haciendo las gestiones necesarias para reiniciar los entrenamientos y los campeonatos», declaró Adrián Monje, director de Competiciones de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).
El dirigente federativo mencionó que de la mesa de trabajo entre el Ministerio de Salud, Ministerio de Educación, la Federación y el Comité Olímpico Boliviano saldrá una fecha para el regreso a la actividad. A partir de ahí, recién el departamento de Competiciones «aplicará el formato para poder concluir el Apertura o jugar el Clausura y saber cuál será la realidad del país en ese momento que nos autoricen».


Indistinto a la fecha de reanudación, Monje mencionó que el calendario del fútbol boliviano tiene que acomodarse a los cuatro compromisos, cada uno, que jugarán Bolívar y Wilstermann en septiembre por la fase de grupos de la Libertadores.
La Federación quiere finalizar la temporada 2020, hasta el 31 de diciembre, con el Apertura y el Clausura para evitar problemas en la repartición de premios. Acomodar estos dos torneos (Apertura con 12 de 26 jornadas cumplidas y el Clausura con 26 fechas, cantidad inicial) no está garantizado y cualquier cambio debe estar sujeto a la convocatoria y el reglamento del campeonato. APG