El primer partido del proceso eliminatorio para el Mundial de Catar 2022, estaba programado disputarse en Recife entre las selecciones de Brasil y Bolivia, sin embargo este cotejo se cambió de lugar, ahora será en el Maracaná de Río de Janeiro el próximo 4 de septiembre.

Brasil frente a Bolivia el virnes 4 de marzo se enfrentarán en el Maracaná de Río de Janeiro / foto: APG


Amparado en el reglamento de la competencia, la dirigencia brasileña solicitó con la anticipación de 60 días la modificación de la ciudad sede para jugar este compromiso. La CBF quiere concentrar a sus futbolistas en Granja Comary, infraestructura de su propiedad y que se encuentra en Rio de Janeiro, facilitando el desplazamiento de la delegación verdeamarilla.
Del estadio al aeropuerto internacional más cercano debe existir 150 kilómetros de distancia o que el desplazamiento requiera dos horas. Es así que el Maracaná cumple con los requerimientos y facilitará el control sanitario ante la pandemia del Covid-19.
Esta modificación fue confirmada por el entrenador de la Selección Nacional, César Farías. «La CBF nos había pedido la autorización días pasados y autorizamos de jugar en Río de Janeiro para el 4 de septiembre y estamos tomando las previsiones», declaró el director técnico.


Este compromiso debía efectuarse en Recife a finales de marzo, la pandemia del nuevo coronavirus suspendió este cotejo y los restantes duelos de las eliminatorias. Desde la FIFA se mantiene septiembre como el mes para el inicio de las eliminatorias en Sudamérica, salvo alguna decisión que anuncie, dependiendo del manejo que hagan las autoridades gubernamentales frente a la emergencia sanitaria.