En la segunda mitad del año, las competencias automovilísticas tenían una transición especial llegando hasta las diferentes provincias generando una gran expectativa en los pobladores, año tras año más municipios se encaminaban a tener su propia carrera ya sea en el aniversario de esa región o alguna fecha significativa, pero este año, todas las actividades están paralizadas, de manera que la expansión que se generaba se truncó de manera abrupta y es poco probable que se tenga alguna competencia en las localidades intermedias.

Caracollo era uno de los lugares donde se desarrollaba la competencia antes de fin de año

En la temporada pasada, se pudo apreciar que las careras llegaron a regiones como Antequera y Challapata con las pruebas de la competencia nacional en su modalidad rally, a su vez la capital challapateña también tiene su carrera especial en el mes de agosto, lo propio Huanuni que en octubre recibía a los corredores, de forma devocional los competidores llegaban con sus bólidos hasta los pies de “Tata Laguna” en Cala Cala y al final de año, Caracollo era el epicentro de la fiesta de los motores.

En esta gestión, se conoce que dentro de la planificación de pruebas existía la predisposición de que otras regiones, como Toledo o Sabaya, fueran parte del “deporte tuerca”, algo que no podrá ocurrir debido a la pandemia que ha paralizado todas las actividades deportivas.