La temporada de Neymar está siendo muy positiva. Aunque empezó con muchos problemas por sus intenciones de salir al FC Barcelona, a base de fútbol ha recuperado el respeto, incluso cariño, de los aficionados parisinos. Si bien es cierto que se ha perdido algunos partidos por lesión, cuando jugó fue uno de los mejores del equipo, dejando auténticas exhibiciones tanto en Ligue 1 como en Champions League.

Si bien podría ser su última temporada en el PSG, Neymar solo piensa en ganar la Liga de Campeones con su actual equipo el cuadro parisino

Las cifras son espectaculares. En 22 partidos ha marcado 18 goles y ha dado 10 asistencias, siendo de los mejores del equipo en ambos apartados a pesar de haber jugado bastante menos que la mayoría.

En este tramo final de temporada, tras haber ganado a Ligue 1, solo piensa en la Champions League. El brasileño está extra motivado con la posibilidad de levantar el máximo título continental. El formato y el cruce que les ha tocado frente al Atalanta y les beneficia, a pesar de haber tenido algunos problemas físicos en los últimos meses, su nivel de forma es increíble, sorprendiendo incluso a los técnicos del PSG.

Ha jugado 105 minutos en los dos amistosos que disputó estos días, dejando buenas sensaciones de ambos a pesar de tratarse de rivales de baja entidad. Ha marcado tres goles y ha dejado algunos regates propios de su repertorio para impresionar al planeta fútbol.

Su obsesión es tal que ha dejado a un lado su futuro. Aunque su intención sigue siendo regresar al FC Barcelona la temporada que viene, ahora mismo solo piensa en disputar la Champions y en su partido ante el Atalanta del próximo 12 de agosto.