Día que pasa son más los jugadores del primer plantel “santo” que relatan a medios locales y nacionales sobre las penurias que pasan por la actual coyuntura de la pandemia y la crisis institucional del club orureño lo cual les deja sin contar con los pagos correspondientes y sin efectuar el trabajo para el cual se profesionalizaron y en algunos casos teniendo que realizar actividades extras para obtener algunos recursos.

Jorge Toco, Cesar Mena y Luis Torriso, jugadores de San José que reclaman el pago de sueldos

La división interna y los múltiples problemas del cuadro de la “V” azul, ha provocado que quienes paguen los “platos rotos” sean los jugadores y el personal de apoyo de la institución orureña que mantienen diferentes deudas de parte de la dirigencia por el tema de salarios.

A las quejas de Luis Torrico, Jorge Toco y Kevin Ceceri, ahora se suma Cesar Augusto Mena, el colombiano relató a medios nacionales que su situación es crítica ya que en sumatoria la deuda con el club está llegando a los 10 meses y hasta la fecha la dirigencia no se contactó con él.

El colombiano dio a conocer que el futbolista tiene que vender arroz con leche y otros postres para sobrevivir y que hasta el momento la dirigencia no hace nada para dar una solución a este tema y por ello preocupa el futuro del club.

El colombiano Cesar Mena tuvo que dedicarse a vender postres para subsistir