Entre julio y septiembre, la actividad del motociclismo se daba una pausa en la ciudad de Oruro para trasladarse a las provincias con eventos por demás interesantes que llenaban las expectativas de propios y extraños, algo positivo para este deporte porque más deportistas jóvenes eran atraídos por este deporte y paulatinamente engrosaban las filas del “deporte vértigo sobre dos ruedas”.

En esta época del año las competencias en las provincias eran una tradición

En el 2020 se tenía planificado diferentes actividades en comunidades ya consideradas tradicionales, estos eventos se cumplían entre los meses de marzo, abril, julio, agosto y septiembre con más intensidad y también noviembre y diciembre, sin embargo debido a la pandemia por el coronavirus, todas esas actividades quedarán canceladas.

Entre las poblaciones características estaban Puñaca Tinta María, Poopó, Vilacollo, Toledo, Caracollo, Mina Bolívar, Huanuni, entre otros, donde cada año se incrementaba el número de participantes y en algunos casos corredores de otros departamentos.

Buena cantidad de participantes se apreciaba en cada competencia en las provincias

Cabe destacar que en el mes de agosto, algunos municipios y localidades tomaban al motociclismo como parte de los actos festivos por el 6 de agosto con pruebas que llamaban la atención de diferentes regiones, es el caso de la competencia de Mina Bolívar que se cumple habitualmente este mes, este 2020 dicha prueba no se podrá concretar debido a la actual pandemia que se vive donde toda actividad deportiva sigue suspendida.