El exfutbolista brasileño Ronaldinho cumplió hace unos días seis meses de su arresto en Paraguay, país en el que fue detenido al tratar de entrar junto a su agente y hermano, Roberto, haciendo uso de documentos falsos. Los Asis de Moreira pasaron un mes de prisión preventiva en la Agrupación Especializada de la Policía de Asunción, y posteriormente, tras pagar una fianza de 1.600.000 dólares, salieron del centro penitenciario y pasaron a cumplir arresto domiciliario en un lujoso hotel de la capital del país.

Ronaldinho fue detenido hace más de seis meses en Asunción por intentar ingresar a Paraguay con documentos falsos

Hace solo una semana se dio a conocer que el juez encargado del caso ha fijado una nueva audiencia para finales de agosto en la que el exdelantero podría obtener la libertad, después de que la Fiscalía pidiera un proceso abreviado y la suspensión condicional de condena en su contra. La noticia de su posible liberación, no obstante, ha sido seguida de otra serie de informaciones que señalan el discutible comportamiento del exjugador del Barcelona en el hotel donde cumple su pena.

Y es que, según ha dado conocer el medio paraguayo HOY, Ronaldinho y su hermano parecen estar disfrutando de una serie de privilegios sorprendentes durante su estancia en el exclusivo establecimiento; entre ellos, la visita continuada de grupos de mujeres, con las que los hermanos estarían celebrando fiestas nocturnas hasta altas horas de la madrugada.

Luego de un mes de carcel fue trasladado a un hotel para cumplir arresto domiciliario

Según una fuente citada por el mencionado medio, «hay días que llegan dos chicas como mínimo. Y eso sí, bebida a ‘full’…Creo que son modelos porque tienen toda la pinta». El informante asegura también que estas mujeres llegan en camionetas y que algunas de ellas son personalidades famosas: «Las que son conocidas entran directamente al estacionamiento y las que son desconocidas se bajan frente al hotel y después el auto que las acerca se retira. Hacen bailes y karaokes».